¿QUÉ ES Y COMO SE PRODUCE EL OZONO?

El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada al disociarse los dos átomos que componen normalmente el gas de oxígeno.

Cuando el oxígeno del aire es sometido a un pulso de alta energía, el doble enlace O=O del oxígeno se rompe, entregando dos átomos, los cuales luego se recombinan con otras moléculas de este elemento. Estas moléculas recombinadas contienen tres átomos de oxígeno en vez de dos, lo que da lugar al ozono.

Al estar compartiendo los electrones entre tres átomos en lugar de entre dos, la molécula resultante es muy inestable, con una vida media de 20-60 minutos, que tiende a captar electrones de cualquier compuesto, que se le aproxime para recuperar su estabilidad, es decir, es un oxidante fuerte. 

Esta característica es la que confiere al ozono sus propiedades como biocida, desodorante, descontaminante y de destrucción de compuestos químicos: al captar electrones de otras moléculas, oxidándolas, las desestabiliza hasta el punto de destruirlas si la concentración de ozono y el tiempo de contacto es suficiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿BENEFICIOS Y PROPIEDADES DEL OZONO?

Desinfectante, el ozono tiene una acción muy rápida en bajas concentraciones, siendo un potente oxidante muy eficaz en la eliminación de ácaros, hongos, bacterias, virus, parásitos, y protozoos.

  • El ozono es el oxidante más potente para la desinfección de agua, aire y superficies.
  • El ozono elimina patógenos en cuestión de segundos a diferencia de otros desinfectantes.
  • El ozono es uno de los oxidantes más potentes entre los disponibles para la degradación de compuestos orgánicos.
  • El ozono se descompone en oxígeno.
  • EL ozono, por sí mismo, no afecta al pH.
  • El ozono no debe ser almacenado, por lo que se elimina el peligro de tener que almacenar gran cantidad de producto.
  • El ozono es excelente en la oxidación de metales como el hierro, manganeso, etc., potenciando la floculación y coagulación de materia orgánica, lo que mejora la filtración.
  • El ozono es efectivo en la oxidación parcial de materia orgánica del agua a compuestos biodegradables que pueden ser retirados por filtración biológica.

 

Desodorizante, elimina totalmente los malos olores. El ozono destruye con facilidad y rapidez los compuestos químicos que causan los malos olores, al tener estas moléculas «nubes» de electrones fácilmente captables por las moléculas de ozono. Es decir, el ozono oxida los compuestos con olor, degradado sus moléculas. La desodorización del ozono no es un camuflaje del olor, sino la eliminación total del mismo, al eliminar los agentes químicos que lo causan. Evidentemente, si no se limpia el foco del que parten los olores, es imposible acabar con ellos definitivamente: un cubo de basura sucio, con restos fermentados en el fondo, siempre emitirá olores, aunque durante la ozonización sean destruidos; en cuanto se apague el generador de ozono, el olor volverá. Igual ocurre con una mancha de moho en la pared si el hongo no es eliminado.

 

¿ES PERJUDICIAL EL OZONO?

El ozono es un potente oxidante generalmente no dañino para mamíferos a bajas concentraciones, pero letal para los microorganismos como las bacterias, pero como cualquier otro agente oxidante, puede resultar perjudicial si no es utilizado correctamente, por eso es tan importante que sea realizado por expertos y con generadores adecuados.

 

Los posibles efectos adversos para la salud se encuentran enumerados en la Hoja de Datos de Seguridad del Ozono. La única vía de exposición del ozono es la inhalatoria, es decir, si se respira en cantidades grandes, superiores a las recomendadas en la normativa, o durante largos periodos de tiempo.

Debido a su naturaleza irritante, la exposición al ozono, bien sea debido a su presencia como contaminante, o al tratamiento del aire con fines biocidas, se encuentra perfectamente regulada, coincidiendo todas las normas al respecto en los valores máximos de exposición, teniendo en cuenta la relación dosis/tiempo de dicha exposición.

  • Recomendaciones de seguridad de la norma UNE 400-201-94:<100 µg/m³ (equivalente a 0,05 ppm)
  • Los Valores Límite Ambientales (VLA) del INSHT (Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo) establecen para el ozono límites de exposición en función de la actividad realizada, siendo el valor más restrictivo 0,05 ppm (exposiciones diarias de 8 horas) y 0,2 ppm para periodos inferiores a 2 horas.
  • La EPA (Agencia de Protección Ambiental de EEUU) establece un estándar de 0,12 ppm para 1 hora de exposición.
  • La OMS (Organización Mundial de la Salud) propone un valor de referencia de 120 µg/m³ ó 0,06 ppm para un periodo máximo de 8 horas

Si se respira en grandes cantidades, el ozono puede provocar irritación en los ojos o la garganta, la cual suele pasar después de respirar aire fresco durante algunos minutos.

En cuanto a su uso en agua, el ozono disuelto en agua es inocuo, no suponiendo riesgo alguno para la salud.

El ozono es únicamente un agente irritante (Xi), no es de ningún modo cancerígeno ni mutagénico ni está clasificado como tal.

 

¿CÓMO PUEDO DETECTAR UN EXCESO DE OZONO?

La mayoría de las personas pueden percibir el olor del ozono antes de que sus niveles resulten peligrosos. El umbral olfativo del ozono es muy bajo, de 0,005 a 0,02 ppm. Los niveles máximos recomendados en aire son, para exposiciones diarias de 8 horas, de 0,05 ppm.

En un espacio cerrado, si el ozono está cumpliendo su tarea correctamente, eliminando microorganismos y demás contaminantes, se descompondrá con rapidez, por lo que no debería percibirse su olor. Si en algún momento se percibe un olor muy intenso a ozono, parecido al del cloro de las piscinas, seguramente es que el gas ya ha cumplido con su tarea. Si se considera que los niveles de residual son demasiado elevados, y si resulta especialmente molesto respirar, y provoca irritación de ojos o garganta, debería ventilarse el recinto, con unos minutos será suficiente, ya que el ozono se descompone rápidamente.


¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE EL OZONO QUE GENERA LA CONTAMINACION Y EL OZONO QUE GENERAN LOS GENERADORES DE OZONO?

Al hablar del ozono en esta web nos hemos referido al gas que se genera artificialmente para su uso controlado por especialistas como biocida, y nada tiene que ver con la famosa “capa de ozono” ni con el ozono troposférico, aunque en realidad no hay ninguna diferencia en cuanto a su naturaleza: el ozono es siempre la misma molécula, esté donde esté, e independientemente de cuál sea su origen.

 

La capa de ozono o estratosférico, es el ozono cuya capa protege la Tierra de las radiaciones solares.

 

El ozono troposférico, es un contaminante secundario que se genera a partir de reacciones fotoquímicas complejas con intensa luz solar entre contaminantes primarios como son los óxidos de nitrógeno (NO, NO2), el monóxido de carbono (CO) y el metano (CH4) y compuestos orgánicos volátiles (COV). Los óxidos de nitrógeno se generan en los procesos de combustión y especialmente por el tráfico rodado. Los compuestos orgánicos volátiles se generan a partir de un número de fuentes variado: transporte por carretera, refinerías, pintura, limpieza en seco de tejidos, y otras actividades que implican el uso de disolventes. Se trata de gases oxidantes del exterior, de la calle, sin control de ningún tipo en su generación, y cuyas concentraciones empiezan a considerarse como dignas de información a partir de los 180 µg/m3, concentraciones muy superiores a las de los residuales que pueden detectarse en ambientes interiores tratados con generadores de ozono, que no superan nunca los 100 µg/m3,. Sus efectos sobre la salud dependen de su nivel de concentración. A partir de 180 microgramos por metro cúbico, ciertas personas, especialmente las asmáticas y las que tienen problemas respiratorios, podrían ver aumentadas sus dolencias.

 

DOCUMENTACION Y APLICACIONES RELATIVAS AL OZONO

La OMS reconoce que el poder desinfectante del ozono es del 99,9% en agua. Ver

 

Nota del Ministerio de Sanidad de España del 27 de abril de 2020 sobre el uso de productos biocidas para la desinfección del COVID-19. Ver

 

El ozono actualmente se encuentra en tránsito normativo. En 2016 el ozono fue admitido como sustancia activa en el Reglamento de Productos Biocidas (RPB). En el Grupo principal 1: desinfectantes y biocidas generales, dentro del Tipo de producto 2: desinfectantes utilizados en los ámbitos de la vida privada y de la salud pública y otros biocidas (PT02).

 

Documento de 8 de Mayo de 2017 de la ECHA, European Chemicals Agency – Biocidas que se benefician de las medidas transitorias en conformidad con el artículo 93 BPR: sustancias activas afectadas. Ver 

 

Consulta aplicadores Registro ROESB (Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas) de la Comunidad Autónoma de Aragón. 

 

 

gallery/como funciona la limpieza con ozono
gallery/limpieza y desinfeccion con ozono contra el coronavirus